Listen
About KGNU

Consejo sobre los Desechos de Comida

In Zero Waste

Eco – Cycle y KGNU están trabajando en colaboración para promover una campaña bilingüe de concientización del Cero Desperdicio.

 

Al parecer, los días festivos son el momento perfecto para hablar sobre la comida, y específicamente, los desechos de comida.

 

Imagínese esto: Va al supermercado y compra una cantidad de comida que ocupa 5 bolsas del supermercado para una fiesta de vacaciones. Mientras se tambalea por el parqueadero, bota dos de las bolsas en el piso… y sigue caminando. Sí, simplemente las deja ahí.

 

Eso es lo que los Americanos hacen virtualmente cada día. Desechan hasta un 40 por ciento de la comida que compran. Al mismo tiempo, uno de cada siete Americanos se esfuerza para tener suficiente comida en la mesa. Qué locura.

 

Afortunadamente, mucha gente y varias instituciones están profundamente preocupadas por los desechos de la comida y están trabajando para crear sistemas alimentarios más justos, sostenibles, y saludables.

 

Pero antes que nada, fijémonos en los costos verdaderos de los desechos de comida en el ámbito financiero y del medioambiente.

 

Según el libro American Wasteland: How America Throws Away Nearly Half of its Food (and What We can do ABout it) – El Erial Americano: Cómo América Bota Casi la Mitad de su Comida (y que Podemos Hacer al Respecto), una familia americana promedio gasta aproximadamente $2,220 por año en comida que nunca consume. Según las Naciones Unidas, si los desechos de comida equivaldrían a un país, éste sería el tercer productor más grande de emisiones de gases de efecto invernadero después de China y los EE.UU. El Banco Mundial calcula que los desechos de comida producen 8 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

La comida en si es solo la punta del iceberg en cuanto a lo que realmente se desecha. La energía (normalmente de combustibles fósiles), agua, fertilizantes, pesticidas, herbicidas, (normalmente hechos de combustibles fósiles), y otros recursos utilizados para cultivar comida y transportarla de la granja al consumidor, constituyen impactos negativos para el medioambiente y el clima.

 

¿Pero no es posible simplemente poner los desechos de comida en la composta? Sí, pero eso no reducirá los recursos que se usan para producir comida en exceso y no ayudará a las familias y los niños que no tienen suficiente comida. La composta, que tiene varios beneficios, debería ser el último recurso. En primer lugar se debe prevenir los desechos de comida.

 

Así que, ¿qué es lo que puede hacer para reducir los desechos de comida?

 

  • Compre los productos agrícolas “feos” (fruta con moretones, zanahorias protuberantes, papas que se ven algo raras).
  • Pregunte si el supermercado ofrece productos agrícolas que son están comibles pero que serán desechados pronto.
  • Cree un bote para “Lo Que se Debe Comer Primero” o utilice una pizarra lavable para anotar lo que se debe comer pronto.
  • Utilice contenedores claros para la comida que sobre, y/o ponga etiquetas con la fecha en los contenidos.
  • Planee tener una noche para comer comida sobrante cada semana. Cazuelas, comida revuelta, fritadas, sopas, y batidos son maneras excelentes de utilizar comida sobrante y vegetales ablandados.
  • No permita que la comida se pudra mientras haya salido y no pueda terminar su cena. Traiga su propio contenedor para sobrantes.
  • Contrate un equipo de voluntarios de Boulder’s Community Fruit Rescue El Rescate de Frutas de la Comunidad de Boulder para que quiten las manzanas u otras frutas comestibles de su árbol antes de que caigan.

 

Verifique el sitio web de Eco-Cycle para aprender acerca de más maneras de reducir los desechos de comida durante esta temporada de festividades, y cada día.

 

Gracias a un aporte del Condado de Boulder, Eco-Cycle y KGNU unen sus esfuerzos para dar consejos de reciclaje y promover el cero desperdicio.